Ejercicios activos

Los ejercicios activos son aquellos que el paciente realiza por sí mismo, sin asistencia. Mediante los movimientos articulares adecuados, nos enfocamos en fortalecer el sistema musculoesquelético y entrenar los patrones correctos de movimiento.

Están especialmente indicados cuando el animal debe trabajar y mejorar su control motor, ya sea tras un período de debilitamiento general, postquirúrgico, por tratarse de animales geriátricos con necesidad particulares, animales con sobrepeso o incluso de deporte que necesitan perfeccionar aspectos concretos de su entrenamiento.

Para ellos, nos solemos ayudar de varias técnicas y estructuras: conos, cavalettis, colchonetas, distintos tipos de paseos/marchas por superficies variadas, sentadillas, etc. Siempre los combinamos con protocolos específicos a realizar en casa, de tal manera que el entrenamiento sea lo más completo posible.